lunes, 9 de mayo de 2011

El anillo de las hadas


Esta "Amanita Muscaria" con personalidad propia, va rellena de tu aroma favorito, y disponible por 4 elficos euros, es la tipica seta de los cuentos de hadas...

Una antigua leyenda cuenta que durante las noches de lluvia, las hadas del bosque se reúnen para danzar. Sus lugares favoritos son los claros, donde no crecen los árboles. En los claros, las hadas bailan en ronda. Cada uno de sus pasos deja una estela brillante que el suelo del bosque absorbe inmediatamente. Cuando deja de llover, las hadas vuelven a sus casitas.


A la mañana siguiente brotan del suelo hongos de sombrero justo por donde pasaron las hadas con su danza nocturna. En los claros de los bosques es común encontrar círculos de hongos, evidencia de que las hadas estuvieron allí. Tradicionalmente se los conoce como “Anillos de Hadas”.

En la tradición alemana, los anillos de las hadas se llamaban ‘hexenringe’ porque se creía que era el lugar de reunión de las brujas en la noche de Walpurgis. Las brujas se reunían, y bailaban toda la noche, dejando detrás el anillo para marcar el lugar donde habían estado. En la región de Tyrol, localizada en lo que ahora es Europa Central, las historias folclóricas contaban que los anillos de hadas tenían que lidiar con los dragones voladores; cuando uno de ellos había creado un círculo allí, sólo podían crecer hongos durante siete años. Los holandeses creían que los anillos de hadas eran los lugares donde el diablo había dejado su lechera.


Según el folclore europeo, entrar a uno de estos anillos daba mucha mala suerte. Estaban rodeados de enormes hongos que lanzaban maldiciones sobre cualquiera que entrara al círculo. Otras supersticiones suponían que, si uno entraba a un anillo, al poco tiempo perdería uno de sus ojos. Algunas historias funcionaban como advertencia para las mujeres jóvenes, y les advertían que no tocaran el rocío que había dentro del anillo; si tocaba su piel, traería problemas con ella.

En los anillos de hadas, éstas podían secuestrar a la persona que entrara una vez que estuviera fuera del anillo. También podían esperar hasta que uno estuviera dormido y poner a un sustituto en su lugar. Muchas historias también cuentan sobre personas que salieron del anillo y desaparecieron, o sobre otros que entraron y enloquecieron por la música de los elfos. Otras dicen que pisar el suelo dentro de un anillo de hadas le permitiría a uno ver a estas criaturas, pero también expondría a la persona a ilusiones.


Cuentan los libros de botánica que los hongos de sombrero que vemos son, en realidad, estructuras reproductivas de un individuo subterráneo mucho más grande y mucho más viejo. Este individuo tiene la forma de un cristal gigante y muy ramificado. Las ramificaciones se llaman hifas y crecen en forma radial, es decir, desde el centro hacia la periferia, donde brotan las estructuras reproductivas que son visibles. Por eso los sombreritos están dispuestos en forma de anillo. Las condiciones de humedad del suelo luego de una lluvia son muy favorables para la reproducción de los hongos y éstos activan los mecanismos correspondientes.
En una ocasión encontraron anillos de hadas en South Downs, Inglaterra, formados por hongos de St. George de cientos de años de antigüedad según los investigadores.

4 comentarios:

marisa dijo...

Woooow!!!!!, me gusta la "Amanita Muscaria" es muy linda, y la leyenda toda llena de misterios, Gracias por compartirla.
Un besazo!!!!

Mo dijo...

pero,...¿cómo sabes tanto? ¿y lo bien que lo cuentas? jamás había oído hablar de los anillos de las hadas! de verdad, te prefiero a la wikipedia! un beso!

Miercoles dijo...

Uyyyy que va que va que va!!!! yo tiro de wiki como todo el mundo mundial, eso si, con capacidad de sintesis ;D UN BESOOOOOOOOOOOOOTE

July dijo...

qué interesante!!!, me encantan las historias de hadas y la amanita también ;)

Blog Widget by LinkWithin